If you want to translate the blog just select your language

miércoles, 1 de octubre de 2014

Samueladas: puñalada trapera

Yo: El tete sabe hablar 4 idiomas.
Samuel: ¿De verdad?, ¿y dos de ellos son inventados?
Yo: ¿Por qué me preguntas eso?
Samuel: Porque el papa habla 3 idiomas: Español, catalán e inglés inventado

(Y yo tardé media hora en recomponerme de la risa)

lunes, 15 de septiembre de 2014

Cómo pasa el tiempo



A medida que nos hacemos mayores, los días son más cortos, los meses se doblan provocando que el paso de uno a otro sea apenas perceptible.
Los niños vuelven al colegio, el verano se ha escurrido más rápido que sus toallas y bañadores. Crecen tan deprisa que te hacen envejecer el doble en la mitad de tiempo.
Mas la rutina sigue, los sueños avanzan a paso lento y las fuerzas se renuevan tras otro inesperado milagro.
La vida sigue, para ellos y para mí.
El tiempo corre. 
Permitid que vaya a trabajar en mis sueños.

PD: Feliz lunes.

martes, 9 de septiembre de 2014

Picando piedra

El pasado domingo tuve una conversación muy interesante con un editor, el cual fue muy amable en darme algunos consejos para mejorar la redacción y corregir errores de novata.
Como escritora, me sacó los colores; como perfeccionista, estoy profundamente agradecida por el tiempo invertido en mí.
Si debería mencionar su editorial o no, o si debería dirigirme a él por su nombre, no lo tengo muy claro. Un editor no está obligado a dar consejos gratis, a regalar tiempo sabiendo que él/ella no se beneficia en modo alguno. Y tal vez, si lo menciono, siembre un precedente para próximos autores novel que exijan la misma amabilidad que mostró conmigo.

No esperé 24h. para ponerme a trabajar. He de pulir el escrito para que las luces rojas de alarma no brillen más que las luces de una historia que tiene un mensaje más profundo que entretener o  hacer soñar al lector, que también. La historia se escribe con el corazón, pero el experto la lee con la cabeza y la evalúa primero por sus formas y, una vez superada la barrera de la corrección literaria, se adentran en la esencia, no antes, no a la inversa.
Así que la estoy revisando de nuevo, con un poco más de cabeza y menos vísceras, sabiendo que si algún día un editor decide apostar por mí, deberé machacar las frases, los giros, las incoherencias de personajes o de argumento que a mí se me han escapado.

Mi deseo es poder hacer un equipo con algún editor, porque éste mejora exponencialmente la historia. Me siento incompleta en ese sentido, pero para lograr el objetivo, debo dar el primer paso: revisar, trabajar, picar piedra, que esto es solo el comienzo.

Hasta el día de hoy, he colgado nueve capítulos. Como podréis comprobar, en estos momentos no están todos porque estoy trabajando en ellos.
Las cosas importantes en la vida no son fáciles, nadie dijo que lo fueran. Los factores externos no dependen de mí, como el hecho que se me ha estropeado el ordenador y solo se mantiene encendido cortos periodos de tiempo; el trabajar duro y sacar tiempo de debajo de las piedras, sí.

viernes, 5 de septiembre de 2014

Samueladas, Moiradas, Hannadas: telequinésicos




¡MIRA MAMÁ, TENEMOS PODERES MENTALES Y DOBLAMOS CUCHARAS!

Reconozco que la primera vez tuvo su punto de gracia (ya que la abuela no tiene facebook ni blogger y no puede enterarse del estado de su cubertería), pero la segunda vez los poderes me vinieron a mí: Me puse verde, se me hincharon las venas del cuello y si pillo a alguno lo mando a china con mi mirada de fuerta plutónica nuCelar (que es más que nuclear).

Aquí están las pruebas de los delitos.

Hannadas: orgullo super, super.


Hannah: mamá ¿por qué tengo estas pecas aquí?
Yo: porque las has heredado de mí, mira.
Hannah: ¡¡¡SUPER HIJA!!! (con tonillo de superman)

(Y supe que hoy va a ser un buen día)

Hannadas: la pregunta del millón


¿Por qué los niños tienen que nacer por donde más duele?

(ainss...espera a ser mayor y lo preguntarás llorando)

jueves, 4 de septiembre de 2014

Hannadas: cuando tienes razón... la tienes

(le habían regalado ropa y se vistió y calzó de estreno)
Yo: Vas toda regalada
Hannah: menos el pelo
Yo: el pelo no se puede regalar
Hannah: si me lo afeito y me regalan una peluca es pelo regalado.

(sin más que añadir)

Moiradas: literalista


Hannah: cuando sea famosa te daré 11 pavos
Moira: ¿Y yo qué hago con 11 pavos? ¿comerme 1 al día?  A MI DAME 11 EUROS.

(nota aclaratoria: se estaba quedando con su hermana)

Hannadas: generosa


Moira: si con 6 años cantas así de bien, de mayor serás famosa.
Hannah: mamá, cuando sea famosa te daré 20 pavos y a ti, Moira, 11 pavos.
(Sí hija, con 20 pavos salimos de la ruina, jejejje)

jueves, 13 de marzo de 2014

sábado, 8 de marzo de 2014

Samueladas y Moiradas: cultura musical

pregunta party & co: qué es la traviata de Verdi?
respuesta Samuel: youtube? un video? skype?
pregunta 2 : qué enfermedad tenía Ludwig van beethoven?
Respuesta Moira : yo no VEO esas cosas!
(y me di cuenta de que la generación audiovisual la tengo en casa. VIDEO KILLED THE RADIO STAR!)


miércoles, 8 de enero de 2014

Cerrado por crisis

Hace tiempo que tengo pendiente esta entrada, pero nunca me animo. Cada día nacen y mueren blogs y yo he estado postergando la declaración de expiración del mío.
Comenzó a morirse cuando entré a trabajar en una fábrica, que si bien pagaba mis facturas, mataba mis sueños. El pasado octubre me despidieron, porque en una gran multinacional no somos más que números y yo soy de letras. Durante ese año y medio de suplicio, pensaba que cuando todo terminara volvería a coger el lápiz y el papel y proseguiría con mi marcha, con mi lucha por publicar mi libro (y acabar de escribir el segundo), pero después de dos meses sin trabajo, me he dado cuenta de que las humillaciones, la producción en cadena, hizo algo más que postergar un sueño, más bien lo mató.

Las letras siguen sin fluir, lo que huye del bolígrafo dista mucho de esas filosofadas que sacan una enseñanza positiva. Se han quedado en la taquilla en la que me robaron el móvil recién comprado por Navidad y donde colgué un ambientador de coche en recordatorio de una historia muy personal de la que aprendí más de mí misma que del mundo exterior.
De esa misma historia supe que tenía el valor de decir "basta", de seguir con mi camino a pesar de los lobos que me acechaban, en fin, de sobrevivir. Pero en el intento de sobrevivir, algo murió dentro de mí y ese algo necesita resucitar, tal vez, con un milagro.

Y como, de momento, ese algo está muerto, debemos darle el pésame y, con ello, un "hasta siempre" o un "hasta nunca" a este blog. Me niego a inundaros de entradas pesimistas, todo tiene un propósito, una moraleja que nos haga aprender y hasta que no encuentre ese algo a lo vivido, debo deciros adiós.

Ha sido un placer.
Gracias por pasaros por el blog, incluso a los que solo buscáis una imagen en google y acabáis en cualquiera de mis entradas.

Atentamente:

La madre que anhelaba ser escritora.

Entradas populares